Cubo de Rubik

¿Quién no ha oído hablar del cubo de Rubik?. ¿Quién no se ha enfrentado a este reto? Este rompecabezas le debe su nombre al profesor de arquitectura húngaro Ernö Rubik.

Un cubo de Rubik clásico posee seis colores uniformes (tradicionalmente blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo). Un mecanismo de ejes permite a cada cara girar independientemente, mezclando así los colores. Para resolver el rompecabezas, cada cara debe volver a quedar en un solo color.

Estamos habituado a ver el cubo más clásico, el de 3×3 pero actualmente hay infinidad de formatos que hacen que los retos se multipliquen y pasemos un gran rato entretenidos.

A continuación, te presentamos unos cuantos modelos para que tengas el valor de enfrentarte al reto y poder decir: ¡¡¡¡Lo conseguí!!!! o al menos ¡¡¡lo intenté!!!.

Como comentábamos antes, actualmente hay muchos formatos de cubo Rubik. Todo depende de la marca que lo fabrique pero hemos encontrado lo siguientes formatos:  3×3×3, el 4×4×4, 5×5×5 hasta llegar al 15x15x15.

Retos para cualquier valiente que se atreva a adentrarse en este apasionante mundo y tenga ganas de poner su capacidad mental y su paciencia a prueba.

A parte de los modelos que te hemos presentado, en el siguiente enlace puedes acceder a una mayor variedad para encontrar un reto a tú medida. ¿Te atreves a probarlo?

Datos curiosos del cubo de Rubik

Hay muchos torneos y una infinidad de datos curiosos que te dejarán con la boca abierta. Quizá no hay que llegar a batir estas marca pero …¿porqué no?.

  • El chino Yusheng Du consiguió, en 2018, completar el cubo de Rubik de 3x3x3 en 3’47». ¿Que eres tú capaz de hacer en ese tiempo?
  • El australiano Feliks Zemdegs consiguió, en 2019, realizar el cubo de 3x3x3 con los ojos vendados en 15’50»
  • El estadounidense Max Park consiguió, en 2019, hacer un cubo de 3x3x3 en 6’82»

Puedes acceder a infinidad de información sobre el cubo Rubik, competiciones, datos curiosos, reglamento, etc en la Worl Cube Association.

Este el ránking de los más rápidos haciendo el cubo de Rubik . Todo un reto, ¿verdad?